Blog

Mantenimiento de hornos de curado

By agosto 31, 2022septiembre 6th, 2022No Comments

Los hornos de curado se usan en diferentes industrias, tales como la aeroespacial; automotriz, ferroviaria, entre otras. Su función dentro de un sistema de acabado es la de realizar el secado de las partes que se han sometido a un proceso de pretratamiento o de aplicación de pintura. Debido a su importancia, es fundamental asegurar su correcto funcionamiento, lo cual se logra mediante el mantenimiento constante. Conoce en este artículo los indicadores esenciales para saber cuándo necesitas dar mantenimiento a tu horno de curado.

Horno de curadoDarle el mantenimiento adecuado a tu horno no solo alargará la vida útil de tu equipo, sino que también hará más eficiente el proceso de curado de pintura. De igual forma, la eficiencia se verá reflejada en un consumo óptimo de recursos. Sin embargo, no siempre es fácil identificar las señales que podrían indicar que tu horno requiere mantenimiento. Existen indicadores básicos que facilitan esta tarea:

¿Cómo saber si tu horno funciona correctamente?

Un indicador importante es la flama del quemador. Debe ser color azul con solo las puntas en color naranja, esta configuración indica una correcta mezcla de combustible con la cantidad precisa de oxígeno. Para esto, es importante realizar los mantenimientos preventivos en los tiempos que corresponde, y así no sufrir de problemas que puedan ocasionar un funcionamiento peligroso de tu equipo.

¿Debo preocuparme si las llamas no tienen esta característica?

Las llamas naranjas o amarillas son una falla común de la mezcla de aire y combustible, causando una deficiente combustión. Esta flama indica que se está consumiendo demasiado gas con poco oxígeno, ocasionando que la temperatura sea más baja, por lo que necesitarás un tiempo mayor para llegar a la temperatura ideal de tu proceso. En este caso se debe realizar revisión y limpieza desde el tren de gas hasta el quemador para corregir el poco ingreso de oxígeno.

Correcto balanceo

Otro problema común es tener zonas frías en la zona de curado, esto hará que tus tiempos de curado sean más largos y en las zonas más calientes existe el riesgo de quemar la pintura.

¿Cómo solucionar este problema?

Si tienes más de un quemador primero debes asegurarte de que trabajan a la misma temperatura. Una vez verificado este punto, inicia el horno en modo de prueba para recircular aire, comprueba que las boquillas o difusor de tu ducto estén abiertas equitativamente. Puedes medir la velocidad con un anemómetro o incluso comprobar las zonas frías con una cámara termográfica.

Si tu horno requiere mantenimiento o reparación, consulta con nuestros especialistas en servicio industrial. Ellos están capacitados para ofrecerte la solución en mantenimiento que se adapta a tus necesiades.

¡Solicita una cotización! Nos pondremos en contacto contigo